Isabel Obreo y su proyecto de vida: una artesana de la ebanistería
Estaba destinada a trabajar con las manos y en contacto directo con la madera. Desde pequeña hacía muebles de cartón y sus estudios de ingeniería en diseño industrial fueron el caldo de cultivo perfecto para que aflorara en ella su verdadera pasión. Ser una artesana de la ebanistería que se atreve con todo tipo de mobiliario imaginado. Diseños de esmerada calidad concebidos para durar toda la vida y ser reciclables. Esta joven ya ha roto barreras en este oficio tradicional.

Seducida por el mundo de la ebanistería

En la vida las cosas pasan por algo y son una lección de aprendizaje constante. A Isabel Obreo, ser Ingeniera en Diseño Industrial y haber ejercido esta profesión diseñando proyectos durante ocho años le dieron un bagaje increíble y quizá fueron el detonante de su historia de amor con la ebanistería. Fue una etapa de su vida enriquecedora, repleta de retos que superar pero en la que echaba en falta un lado creativo y emocional.

Hacer realidad esos sueños de niña de diseñar muebles, previamente imaginados. Ensuciarse las manos con materiales como la madera, lanzarse a crear sillas y mesas como los que hacía de cartón para sus hermanas con ese talante impulsivo que define su personalidad. “De pequeña yo no veía la tele, pedía dinero a mis padres para comprar cola”, confiesa.

Pata de mesa Isabel Obreo
Taller Isabel Obreo

Apenas han pasado dos años y medio desde que inició su negocio, Laal (laal.es) y sin embargo no recuerda cómo era su vida anterior. Primero lo compaginó con su trabajo de ingeniera industrial hasta que decidió volcarse en él solicitando la baja voluntaria en su empresa, aunque implicara renunciar a ochos años de antigüedad. Todo para dar ese giro de ciento ochenta grados a su vida.

El taller: su fábrica de la creatividad

Para Isabel este espacio es el motor donde da rienda suelta a su talento y a su expresividad con un trabajo minucioso y todoterreno. Algo así como su templo particular donde reina el desorden y apenas hay sitio para ella, sus herramientas, las maderas favoritas que compra en aserraderos (todas PEFC y de explotaciones respetuosas). Un lugar que es capaz de sorprender, lleno de vida e inquietudes formativas como lo demuestra su programa de cursos.

En él ha logrado cumplir su sueño, diseñar y crear sus propios muebles hechos a mano para una cartera de clientes cada vez más amplia y sensibilizada con la importancia de apostar por lo perdurable. Definirse como carpintera le produce un gran respeto, ella acaba de llegar a este mundo y entiende su trabajo más como una forma de vida en la que ha descubierto la madera, gracias a ella se ha podido integrar en el universo de la artesanía.

En su pasado profesional fabricaba en serie y ahora es capaz de transformar planos y diseños en 3D en realidad, como si hubiera nacido para ello con un talento innato aunque no haya ni un solo carpintero o ebanista en la familia. De su taller de artesanía creativa en plena Extremadura, concretamente en Badajoz, salen todo tipo de muebles y accesorios para el hogar que sin duda traspasan su utilidad.

Han sido concebidos con gran amor y mucho sacrificio detrás personal, familiar, etc. “Animo a la gente a que sea valiente para poder vivir de su hobby, sobre todo a las mujeres que quieren iniciarse en ser carpinteras y ebanistas”, afirma entusiasmada.

Esta joven artesana se atreve con cualquier pieza, no le asusta ni el tamaño ni la dificultad que pueda entrañar. Cabeceros, mesitas, estanterías, escritorios, muebles auxiliares… No se echa atrás con ningún encargo, por singular que sea, y cuando surgen barreras físicas, tira de ingenio. Una prueba de ello es el botiquín de madera que realizó por encargo para un médico.

Piezas de madera Isabel Obreo

Una historia de amor con la madera

Dentro de este proyecto de vida tan sentimental la madera es la protagonista, esa materia prima que da sentido a todo lo que sale de sus manos. De la misma manera que la naturaleza es una fuente de inspiración constante los 365 días del año. A Isabel le gusta pensar que la madera es una idea genial nacida de la tierra y cada una de sus creaciones están en plena conexión con ella.
Confiesa tener muchas maderas favoritas y sentirse identificada con algunas. “El cerezo se parece mucho a mí, es muy nervioso”, afirma. En sus encargos trabaja bastante el pino (es el más económico, blando a la hora de manipular y de crecimiento rápido) y también el castaño local le parece maravilloso.

A nivel estético, reconoce que el nogal europeo y el cerezo son brutales. Son especies que regalan tonalidades y vetas sorprendentes y cuando son cepilladas continúan ofreciendo detalles preciosos. Al margen de la madera elegida por el cliente, Isabel disfruta de este oficio y de todo lo que tiene de manual sin renunciar a la maquinaria de calidad.

En su opinión lo artesano no está reñido con la tecnología; al contrario, mejora la calidad de los acabados, reduce los tiempos de trabajo… Ella emplea las gubias a diario y confiesa tener antojo de adquirir un torno en un futuro. Muchas de los utensilios que emplea para cada tarea de ebanistería es posible encontrarlos en Comercial Pazos, líder en herramientas para la madera y maquinaria específica con una extensa oferta diversificada por funciones:

Diseños duraderos para clientes concienciados

Los trabajos de esta joven ebanista están hechos con una calidad llamativa y sus clientes lo saben porque confían en ella. Son muebles y objetos pensados para perdurar en el tiempo, sentirlos y disfrutar de su belleza y calidez. Isabel considera necesario apostar por menos y mejor. Un reto que supone educar y concienciar a las personas sobre cómo plantear la decoración de los hogares, huyendo de la inmediatez.

Muchos de sus clientes tienen las prioridades bastante claras cuando le hacen un encargo, que lo barato sale caro. Otros, en cambio, sencillamente son amantes de la madera y no faltan los que dan vía libre a su creatividad. Con todos establece una estrecha complicidad desde el momento que se inicia el pedido, el proceso es muy cercano y empático y los tiempos de entrega de los muebles se han ido acortando.

Impulsiva, valiente y nada amiga de planificar, Isabel disfruta de este oficio y estilo de vida al máximo, es un ejemplo de dedicación y sabe muy bien hacia donde quiere dirigir su negocio en un futuro no muy lejano. A la vez considera que la mirada de mujeres como ella en estos oficios tan masculinos son importantes para descubrir nuevos puntos de vista, otras formas de observar, de inspirar… Aunque los ebanistas que más admira sean hombres, afirma rotundamente y sonriendo.
Isabel Obreo y su proyecto de vida: una artesana de la ebanistería - 09
Imágenes: Isabel Obreo

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También puede interesarte

Maderas certificadas, descubre sus claves

Maderas certificadas, descubre sus claves

Imagen: Johannes Plenio/PexelsCarpinteros, ebanistas, amantes del torneado y consumidores de la industria del mueble. Cada uno de ellos puede realizar un uso responsable de este material tan noble a través de las maderas certificadas. Son la garantía para promover...

El arte de ser luthier, mucho más que un oficio

El arte de ser luthier, mucho más que un oficio

Imagen: Endri YanaPaciencia y un gran amor por la madera. Sin esta combinación de virtudes no se entiende el oficio de luthier, un trabajo manual que apenas ha variado en su esencia en pleno siglo XXI. Estos artesanos musicales siguen trabajando a la usanza de los...